Marco A. Dorantes

Este es mi blog* personal para temas generales; además, publico en estos blogs:
Temas técnicos de formulación de software:en Español y en Inglés.
Mis aportaciones en un seminario de introducción a la Filosofía.
*blog es una contracción de weblog: un diario o bitácora pública como medio de expresión particular.

Sunday, March 12, 2017

Sobre «Dios» — Hacer teología – Parte IV


Dicen que una persona común y corriente –como yo– no puede hacer teología. Tal persona tan sólo debe aceptar con fe los dogmas que le dictan los prelados jerárquicos de la tradición religiosa que le corresponda por herencia familiar o por inercia social. Dicen, además, que esos ministros o pontífices de culto religioso son los únicos apoderados de la verdad depositada en sus sanas enseñanzas y que por tanto nosotros, gente común y corriente, les debemos a estos prelados nuestra completa obediencia. A la gente común y corriente, repiten sin cesar, no le corresponde hacer teología, sino acatar, por nuestro propio bien, la teología ya hecha y terminada por aquellos prelados jerárquicos.

Pero, ¿quiénes dicen o repiten eso? A la fecha, observo que lo dicen y lo repiten algunos de esos prelados, pero la gran mayoría de las ocasiones observo que lo dicen y lo repiten las personas comunes y corrientes; tal como yo mismo lo hice por algunos años. ¿Cómo explicar esas observaciones? ¿Por qué es más frecuente que quienes digan y repitan eso sean quienes precisamente lo acatan? Quizá sea mucha la inercia grupal o la pereza mental.

Por otro lado, observo que muchos de los que se dedican profesionalmente a la teología no dicen ni repiten esas ideas del primer párrafo, sino que con frecuencia invitan a cualquiera que tenga interés en hacer teología a iniciar con algo básico: cuestionar los dogmas y a pensar por uno mismo los temas teológicos de importancia personal.