Marco A. Dorantes

Este es mi blog* personal para temas generales; además, publico en estos blogs:
Temas técnicos de formulación de software:en Español y en Inglés.
Mis aportaciones en un seminario de introducción a la Filosofía.
*blog es una contracción de weblog: un diario o bitácora pública como medio de expresión particular.

Saturday, January 13, 2018

Sobre «Dios» — Belleza divina


¿Por qué algunos afirman saber lo que «Dios» dice? ¿Acaso suponen que «Dios» tiene boca para decir algo? ¿En cuál concepto de «Dios» se acepta que tenga una boca que funcione? Si tiene una boca, como una persona, ¿entonces también tiene todas las demás partes del cuerpo de una persona, incluyendo órganos genitales, y cada parte con sus debidas funciones?

¿Será acaso que la idea de un dios antropomórfico es tan, pero tan, estúpida como lo implicado en la última pregunta del párrafo anterior? Al parecer, la respuesta dependería del encuadre conceptual para cada interpretación posible. La estupidez de fondo consistiría en intentar entender alguna interpretación por fuera de su debido encuadre conceptual.

Por ejemplo, si en un encuadre se acepta la idea de la trinidad judeocristiana, entonces Jesús, el así llamado Cristo, sería simultáneamente un dios y un humano con todas sus partes funcionales. En este caso la idea de un dios antropomórfico no es estúpida.

Otros encuadres conceptuales no incluyen ningún mundo sobrenatural al mismo tiempo que atribuyen a «Dios» todos los rasgos propios de lo humano. En tales encuadres cabe el ser divino de sublime belleza que habita en alguna psique humana como resultado de una borrachera emocional del Eros indómito (enamoramiento). Así se explicaría la veneración de cualquier imagen que represente al objeto de ese ardiente deseo. Aquí tampoco es estúpida la idea de un dios antropomórfico.

Si la teología es antropología –como sugiere Feuerbach, y muchos otros– entonces la reflexión crítica de la idea de deidades antropomórficas incluye necesariamente la reflexión estética sobre la idea de belleza en los hechos materiales de la diversidad cultural en la especie humana. Además de considerar justificadamente algunos casos desde la psiquiatría en los que existan trastornos por excesos obsesivo-compulsivos o maniaco-depresivos por efecto del mismo Eros indómito.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home