Marco A. Dorantes

Este es mi blog* personal para temas generales; además, publico en estos blogs:
Temas técnicos de formulación de software:en Español y en Inglés.
Mis aportaciones en un seminario de introducción a la Filosofía.
*blog es una contracción de weblog: un diario o bitácora pública como medio de expresión particular.

Sunday, March 20, 2011

“Doctrinalmente correcto”

¿Cuál puede ser un contexto no manipulativo para afirmar que alguna idea es "doctrinalmente correcta"? Como posible respuesta sugiero que tal contexto sea la evaluación de una teoría teológica en particular [1]. Por lo que el juicio "doctrinalmente correcto" es relativo a la perspectiva desde la cual se evalúa una idea o dogma religioso. Por tanto, para la mayoría de las personas que se acercan a la religión con buena voluntad es necesario que cuestionen tales pronunciamientos pues una fe religiosa no es excusa para juicios ignorantes que promueven la intransigencia y el fanatismo [2]. “Porque así está escrito”, “es palabra de Dios”, etc., pero... ¿según cuál perspectiva? ¿Según la perspectiva de los que “saben” de religión? ¿Por qué sólo la perspectiva de ellos vale? ¿Por qué se asume que todo cristianismo —o la religión en general— pertenece a los que dicen “saber” y no a los individuos de buena voluntad que se acercan a la religión con esperanza de lograr algo valioso para ellos espiritualmente?

¿Es acaso la ortodoxia más descriptiva de la realidad y del ejercicio teológico, o es acaso que la heterodoxia describe mejor el terreno tanto de la realidad humana como el de la teología? ¿Para qué seguir privilegiando a las perspectivas orientadas al dogma? Esas suelen fortalecer a los Establishments religiosos que castran espiritualmente al individuo y lo someten bajo un esquema medieval caduco y deshumanizante.

Aquel que le imponga dogmas religiosos a su prójimo le quita un rasgo básico de su humanidad: la posibilidad para desarrollar su sentido crítico, en esencia quedando castrado espiritualmente.

Los esquemas religiosos típicos que buscan preservar su sistema "correcto" de dogmas hace rato que dejaron de funcionar para el desarrollo holístico de las facultades individuales. Los esquemas típicos de las tradiciones abrahámicas, basados en el miedo y la ignorancia, están más allá de la reparación, no hay caso en intentar mantenerlos ni reformarlos pues están desviados de origen. Iniciaron a partir de dogmas de fe, a fuerza de imposición y adoctrinamiento, y no a partir de elecciones maduras y plenamente informadas. Por ejemplo, el dogma de la salvación por fe, el dogma del dualismo y su afirmación de la realidad del alma, y el dogma de la vida eterna. ¿Acaso el prosélito suele tener conciencia de la diversidad de teorías teológicas que explican debidamente tales dogmas y que ninguna de ellas mezcla el campo del idealismo con el campo del realismo? ¿Cuál malformada creencia es más probable que dicho prosélito termine adoptando? A decir de su conducta típica, pareciera creer que dichos dogmas hablan de una continuidad física después de la muerte, como si la percepción y la conciencia continuaran, mientras que ninguna de tales teorías teológicas afirma semejante equivocación.

¿Qué dice esto de los supuestos "líderes" religiosos, los que supuestamente "saben" de religión? ¿Cuál puede ser su ética de creer que se quedan callados al darse clara cuenta de las malformadas opiniones de su feligresía? ¿Serán realmente diferentes de aquellos políticos propagandistas que abusan del ignorante, explotando sus miedos o su sentido de devoción o patriotismo sectario? Por ejemplo, si tal "liderazgo" requiere la completa voluntad de sus prosélitos para inmolarse en un acto suicida, basta predicar de forma sesgada el dogma de las 72 voluptuosas vírgenes que recibirá quien muera sacrificándose por su religión, basta con que se queden callados y dejen al fiel ignorante asumir la malinterpretación del dogma en el campo del realismo. El mismo ejemplo aplica para ilustrar el caso de esos otros “líderes” religiosos que buscan mantener una feligresía cautiva bajo la promesa del paraíso o bajo el terror del infierno cristiano, pero que en realidad se traduce en la abusiva práctica de doblegar a la gente ante una sola perspectiva que sirve a los intereses de tal “liderazgo” y no para que los individuos desarrollen sus facultades holísticamente [3]. ¿Por qué no enseñan debidamente que no hay bases historiográficas para sostener una sola perspectiva teológica que pueda declarar superioridad sobre otras perspectivas [4]? ¿Por qué no exponen claramente las diversas posibilidades del ejercicio teológico para que la gente persiga libremente sus propios proyectos de teología filosófica [5] y así puedan evitar lo peor de la religión [6]? ¿Acaso les es más importante mantener la ruin elección de sentirse siempre en lo correcto [7]?

¿Cómo puede conciliar esto aquel que hoy en día busque seguir el espíritu de Jesús, El Cristo? Dado que Jesús, El Cristo, denunció los excesos y conducta incongruente del sistema religioso de su tiempo, es razonable pensar que sus seguidores no fueran vasallos de un sistema similar sino que desarrollaran su espíritu humano, sus facultades individuales en todos sentidos, para llegar a formarse una vista de conjunto de la vida y entonces ponerse en pie de crítica, junto a hombres como Jesús, El Cristo, ante las intransigencias del sistema establecido por unos cuantos abusivos. [8]

Referencias

  1. Verdad y teoría

  2. Inquisidores modernos

  3. Escolarización y educación

  4. ¿La fe ciega es un estado enajenado?

  5. ¿Para qué teología filosófica?

  6. ¿Qué es lo peor del cristianismo?

  7. Diezmo y liderazgo

  8. El amor por el fundamentalismo - Parte 2

0 Comments:

Post a Comment

<< Home