Marco A. Dorantes

Este es mi blog* personal para temas generales; además, publico en estos blogs:
Temas técnicos de formulación de software:en Español y en Inglés.
Mis aportaciones en un seminario de introducción a la Filosofía.
*blog es una contracción de weblog: un diario o bitácora pública como medio de expresión particular.

Saturday, March 19, 2011

Una revisión

Aquel interesado en el tema acerca de las, ya casi, siete mil sectas religiosas en México —incluyendo las sectas dentro de la diversidad católica—, quizá también tenga interés en analizar el tipo de artículos que circulan entre sus miembros. Un artículo, en este caso, distribuido entre los miembros de este grupo en Yahoo. Dicho grupo está asociado al grupo conocido por sus siglas ICOC (International Churches Of Christ).

A continuación reproduzco una revisión que aporté a ese artículo, cuyo tema es la muerte del personaje bíblico conocido como el apóstol Pablo o Saulo de Tarso:

En apoyo a la actitud individual para investigar y profundizar, y con el objetivo de alentar el pensamiento crítico en quien tiene esa actitud, ofrezco los siguientes puntos a manera de revisión al documento: La muerte del Apóstol Pablo.pdf. Esperando que sirvan de alguna manera para mejorar su contenido:

  • El tema elegido provoca la reflexión acerca de un suceso no contenido en el canon bíblico: la muerte del apóstol Pablo o Saulo de Tarso. Eso mismo ya convoca a una serie de disciplinas de estudio bíblico y estudio histórico que son pertinentes para lograr una cavilación amplia del asunto. La crítica textual, el método histórico-crítico, la filología, la hermenéutica, la fenomenología, la exégesis, son algunas de esas disciplinas. Por eso, por el tipo de estudio profundo que este artículo puede provocar en sus lectores, me parece una muy positiva aportación a la comunidad. Claro, siempre y cuando los lectores cuenten con un mínimo de orientación historiográfica sobre el cristianismo para no caer en la penosa trampa del literalismo y del abuso bíblico. Para más acerca de eso remito mis textos: ¿Uso o abuso bíblico? y ¿La fe ciega es un estado enajenado?

  • Debido a la riqueza espiritual y amplitud de miras que implican las disciplinas mencionadas en el punto anterior, se sugiere mencionarlas explícitamente en el artículo a manera de invitación al lector para seguir investigando el tema particular del final de la vida del personaje conocido como el apóstol Pablo o Saulo de Tarso, o para seguir investigando todo aquello que no está en el canon bíblico y que resulta muy relevante para un cristiano maduro, uno que ha superado las perspectivas infantiles de las tradiciones católicas y protestantes y puede abordar los problemas que aquejan al cristianismo. Por ejemplo la situación mencionada en mi texto: Diezmo y liderazgo.

  • El artículo hace una extensa mención de versículos bíblicos, pero no hace un buen trabajo de distinción entre los provenientes de escritos pseudoepígrafos —término técnico que indica que un texto ha sido falsamente atribuido, o en otras palabras, que se trata de una franca falsificación— de aquellos versículos que provienen de escritos cuyo soporte histórico los distingue de las leyendas sobre el apóstol Pablo o Saulo de Tarso. Es decir, como los únicos escritos que cuentan con fundamento histórico para ser atribuidos al apóstol Pablo o Saulo de Tarso son Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Filipenses, 1 Tesalonicenses, y Filemón, entonces las demás menciones se refieren a las leyendas posteriores que reflejan cómo fue recordado el apóstol Pablo o Saulo de Tarso, pero no cómo era en realidad desde la perspectiva histórica. Por ejemplo, se menciona su relación con Tito y con Timoteo, pero no se aborda la inconsistente situación en la cual Pablo hace circuncidar a uno mientras que al otro le impide que se circuncide. ¿Cuál de las dos era la enseñanza de Pablo, qué dice de Pablo —y de los escribas bíblicos— esta enseñanza ambigua? ¿Será la adaptación situacional, ad hoc al contexto, la enseñanza entrelíneas que Saulo de Tarso quería transmitir? Y si así fuere, ¿cuáles pudiesen ser los límites y las condiciones para tales adaptaciones doctrinales? ¿Quién las puede hacer y por qué?, etc.

  • El artículo hace mención de la idea del tercer cielo nuevo-testamentario, si bien sí agrega el adjetivo calificativo místico, no hace un buen trabajo de distinguir claramente la perspectiva con la cual entender tal idea del tercer cielo. Dejando abierta la puerta para la pobre y pueril interpretación del lugar conocido como tercer cielo como un lugar en el campo del realismo. Para más detalles de este punto remito mis textos: Verdad y teoría, y también El tercer cielo.

  • Amén de lo positivo ya mencionado en el primer punto de esta breve revisión, el artículo representa un pésimo trabajo de investigación historiográfica. Ninguna de las mejores fuentes sobre el tema siquiera es mencionada. No es un trabajo serio, y si se aspira a edificar un cristianismo informado será necesario desarrollar otro nivel intelectual que tome como fuentes —y sepa contrastarlas— algo mucho más fundamentado que sitios en Internet como “El Rincón del Vago”.

Saludos cordiales, quedo de ustedes esperando que esto sirva para abrir un sano debate racional por medio de sucesivas y enriquecedoras réplicas.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home