Marco A. Dorantes

Este es mi blog* personal para temas generales; además, publico en estos blogs:
Temas técnicos de formulación de software:en Español y en Inglés.
Mis aportaciones en un seminario de introducción a la Filosofía.
*blog es una contracción de weblog: un diario o bitácora pública como medio de expresión particular.

Wednesday, January 08, 2014

Sobre «Dios» — Algunas aclaraciones

Los complejos problemas en la sociedad necesitan muchos tipos de esfuerzo ya no digamos para aproximarse a posibles soluciones sino para empezar a distinguirlos como problemas. Por supuesto que actuar es necesario pero la prisa por actuar puede tan sólo empeorar los nudos gordianos que son ya esos problemas. El ejercicio teórico puede ofrecer perspectivas alternas que ayuden si bien no a cortarlos de tajo al menos sí a esclarecer su origen al hacerlo explícito. La necesidad no sólo es de nuevos y más potentes desarrollos teóricos en sociopolítica y economía sino también en teología pues, quizá, este tipo de reflexión tenga tanto, o más, potencial para transformar al individuo que un nuevo sistema político o económico. Con esto aclaro que el esfuerzo teológico teórico puede aportar para la solución de problemas religiosos que parecen insuperables entre las personas y entre las sociedades.

Entonces, en el nombre de la teoría, y de la práctica, del análisis y de la síntesis intentaré esclarecer algunos puntos adicionales para una mejor exposición de mi reflexión teológica.

Aclaro que no soy un teólogo profesional. Pero, por ejemplo, tampoco soy un esteta profesional; y aun así, sin serlo, sí quiero y puedo reflexionar sobre el impacto del arte y de lo bello en mis sentidos y reflexionar tras la gama de emociones que ese impacto me provoca. Mi ejercicio estético es mío, innocuo e imberbe pero mío, no del esteta profesional; es decir, del esteta profesional aprendo cómo pensar pero no qué pensar en el tema de la estética. Lo mismo ocurre en teología pues el tipo de reflexión es similar al ejercicio estético en cuanto que investigan cuestiones de gusto, no cuestiones de hecho.

Aclaro asimismo que mi esfuerzo teórico en teología no pretende señalar qué debe pensar el lector al respecto sino invitarle a repensar sus propias ideas y formular preguntas relevantes; entre las cuales: ¿cómo pensar los temas teológicos?

He atisbado el esfuerzo intelectual necesario para abordar de manera madura los temas de la teología, y ese enorme esfuerzo me parece apabullante. Lo mismo me ocurre al contemplar el esfuerzo para estudiar debidamente los prerrequisitos de la teología: los básicos de la filosofía, de la ciencia y de la historia. Me impulsa la agradable noticia de que puedo permanecer como aprendiz por el resto de mis días, y que podría mejorar en la destreza para formular preguntas cada vez más atinadas.

Mi reflexión teológica pretende indagar cómo la idea de «Dios» podría relacionarse de manera constructiva con el cambio social, empezando a escala individual. Pero de maneras distintas a lo que por tradición se ha hecho a través de la moralidad religiosa. Aclaro entonces que, en relación a la filosofía moral, mi teoría teológica no establece una moralidad en particular sino un sistema de andamios o un bastidor teórico para el ejercicio ético individual.

El concepto central en mi teoría de campo teológico no es un concepto cotidiano. Por tanto, explicar el concepto de campo será un prerrequisito indispensable para explicar a cabalidad la estructura teórica de todo lo que tengo por decir al respecto en esta propuesta teológica.

¿Qué es un campo?, y en particular, ¿qué es un campo cultural? Daré un ejemplo de un campo cultural en otro ámbito, distinto al teológico; por lo que no debe relacionarse directamente con el campo teológico que yo propongo. El ejemplo es la consciencia humana (como esfera psicológica). No es un fenómeno, pues no es un hecho observable, sino una presuposición para las narrativas que hacemos acerca de otras realidades diferentes a la consciencia. Es decir, un campo es algo que está presente, como una presuposición, al hacer relatos sobre otras cosas. El estudio del campo teológico propuesto incluirá indagar lo intrincado de su estructura, es decir, del entramado de relaciones entre sus propiedades.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home