Marco A. Dorantes

Este es mi blog* personal para temas generales; además, publico en estos blogs:
Temas técnicos de formulación de software:en Español y en Inglés.
Mis aportaciones en un seminario de introducción a la Filosofía.
*blog es una contracción de weblog: un diario o bitácora pública como medio de expresión particular.

Sunday, September 07, 2008

¿Qué tipo de ser es el humano?

¿Qué es lo que Dios ha hecho cuando hizo al ser humano? ¿Lo hizo su obra maestra cual corona de la creación o su desacertado agente de caos y autodestrucción? ¿Desató a un dios o a un demonio? Acaso, ¿todo lo anterior, y más, simultáneamente? El vasto océano de la antropología filosófica será uno de los escenarios para las aventuras a las que nos exponen tales preguntas.

¿Qué tipo de ser es este, el ser humano? Capaz de los más encantadores sueños y de las más temibles pesadillas. Considerando que casi todo lo que llegaremos a saber en la vida lo sabremos —directa o indirectamente— porque otro ser humano nos dice que así es, ¿no está entonces el ser humano —y no Dios— en la verja entre uno u otro lado de las opciones planteadas?

¡Qué maravilla llega a ser un humano cuando su enorme ser interno —su conciencia, su madurez, su destreza, su perspectiva de conjunto— ilumina cual estrella a sus congéneres! Dando ocasión para el entendimiento, la luz que permite el avance de una persona. «¡Que exista la luz!» Génesis 1:3 ¿Será esto una alusión a la luz física, a la radiación electromagnética que como onda-partícula se propaga a 300,000 km/s? ¿O será una alusión alegórica a la iluminación por el entendimiento y, en contraste, a la obscuridad como alegoría de ignorancia e inconsciencia?

El texto “La marcha de la impotencia” de Javier Sicilia es el caso de otra maravilla del ser humano, el expresar ideas clara y sucintamente tal que en otros —como en quien suscribe este texto— produzca el asombro y una gran admiración por aquel que pone en palabras los pensamientos que uno no ha logrado articular en la comunicación o que al intentarlo tan sólo resulta una desazonada palabrería.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home